|

El Libro de Eli, o el Profeta en tierra de nadie.

el-libro-de-eli

Vicente Berna – Crí­tica.

El libro de Eli es la última pelí­cula dirigida por los hermanos Hughes y protagonizada por el gran Denzel Washington. Pese a tener pinta de ser una pelí­cula que va a pasar desapercibida por las carteleras, no estarí­a mal que juzgáramos el film después de haberlo visto, para así­ evitar prejuicios innecesarios.

El film cuenta la historia de Eli (Denzel Washington), un viajero que, después de sobrevivir a una guerra que ha acabado con la mayorí­a de la población, lleva 30 años caminando hacia el Oeste para depositar en un lugar seguro el libro que porta a sus espaldas. Pero en su viaje se encontrará con Carnegie (Gary Oldman), gobernante de un pueblo que quiere arrebatar a Eli su libro para así­ dominar y someter a su voluntad a sus ciudadanos. El libro que con tanto mimo cuida Eli no es otro que la Biblia.

El libro de Eli es un film futurista o post- apocalí­ptico en el que se cuenta que el mundo ha cambiado después de una gran guerra y ahí­ está el tí­pico guerrero que encarna el bien, el aventurero Eli, y el antagonista que refleja el mal, reflejado en Carnegie, que pretende hacer lo imposible por conseguir el preciado tesoro de Eli. La historia esta ambientada en un paisaje oscuro, hostil, sin color,… que recuerda a la reciente The Road, protagonizada por Vigo Mortensen. Además, en el film podemos disfrutar de impresionantes escenas de acción que hacen que la pelí­cula sea más atractiva para el espectador.

Suena paradójico pero Eli es un guerrero que busca la paz y la estabilidad, pero, al mismo tiempo, reparte estopa a todo aquel que se cruza en su camino e intenta ponérselo difí­cil. Su figura se ensalza de tal manera que podrí­amos decir que lo comparan o tratan en el film como un evangelista más o un siervo de Dios, que quiere proteger la palabra del Supremo por encima de todo. Aunque todo esto, no es más que una feroz crí­tica a la religión en general y a la cristiana en particular, pues da a entender que la religión no es más que un arma de doble filo que juega con la mente de las personas y puede ser usada para someter a los fieles de la misma.

Quizá la pelí­cula tiene tramos de gran aburrimiento y mayor desconcierto, pues hay momentos en los que no se entienden ciertas acciones. Además, la historia deja mucho que desear en algunas ocasiones, ya que el hecho de que dos horas de pelí­cula se centren en la protección de un libro es absurdo. Aún así­, que cada uno juzgue si la religión es un arma tan poderosa y peligrosa como para darle la importancia que se la da en el film.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=5456

Publicado por en marzo 18 2010. Archivado bajo Cine, Estrenos. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


seis + 1 =

Comentarios recientes

  • Ana Maria Rojas: Hola Javier A mi me pasa lo mismo, en mi país Colombia-Suramerica, lo único que vemos en TV es la...
  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...