|

Rap, Música, Arte

frank t rap

Diego Montes – Música

Zona Bruta fue la discográfica pionera del rap español.  Los noventa,  resultó una década  en la que el hip-hop no era considerado más que un movimiento de quinceañeros macarras, el rap, no  figuraba, ni siquiera  como estilo musical, y se  comparaba a los graffiteros con vándalos o delincuentes, en lugar de valorarlos como artistas.  Aún así­, el sello madrileño, supo apostar por el futuro de un germen incipiente  que, como el punk o el rock, fue denostado en un principio, y poco a poco, ha sabido hacerse un hueco entre las exigencias del público.

Hace años, con el vinilo en su máximo apogeo, era sencillo para los artistas crear portadas de grandes dimensiones en las que pudieran sacar a la luz toda su creatividad. Aquellos conatos artí­sticos, se vieron rápidamente mutilados por la irrupción del CD, un formato mucho menos lucido, más limitado. Ya en 2003,   con los mercaderes internautas ofreciendo  descargas gratuitas, Sonia y Nieves, de ZB, decidieron regalar serigrafí­as, en series limitadas, con cada disco vendido. Chop, Suso, Zeta, Sam o Satoner, entre otros, se unieron a un proyecto innovador, que valoraba, por encima de todo, la acción casi heroí­ca de comprar música, cuando era posible conseguirla gratis.

Hoy, en 2010, con un panorama  musical aún más descorazonador, Zona Bruta vuelve a desmarcarse, ofreciendo junto a los cedés, una serie de espectaculares obras de arte, en formato yiclé (impresión digital que dura más de cien años). “Hemos hecho un esfuerzo muy grande. Querí­amos valorar a la gente que compra música. Además, llevamos mucho tiempo tratando de que a los graffiteros se les trate como artistas”, dice Sonia. Los digipacks, denominados artCDart,  rondan entre los 16 y los 20 euros, e incluyen una copia del disco, más la serigrafí­a de edición limitada. “La intención es sacar cuatro antes de finales de año. El primero, une a Frank – T y San, después saldrá el de Syla con Zeta, y, más tarde, Suso y Zenit.”, comenta Nieves.

En el evento, se aprovechó también para presentar el nuevo elepé de Frank – T, Soy una tostadora. El  congoleño, en España desde los dos años, fue  uno de los primeros raperos españoles, exponente de escucha obligada en el panorama. Ha estado de gira en paí­ses como China, Polonia o Egipto, fue presentador de El Rimadero, y ya en la actualidad, lleva las riendas del programa radiofónico  La cuarta parte. Su trabajo como productor también merece reconocimiento. Zenit o Ari nacieron bajo su batuta, e incluso se atrevió con la dirección del exitoso espectáculo Quijote Hip-Hop. En su nuevo disco, aboga por la renovación y la experimentación. De ahí­ la ironí­a del tí­tulo (tostadora significa cyborg en lenguaje despectivo).

“Era necesario juntar a dos elementos del hip – hop, como son el rap y el graffiti, que llevaban tienpo separados. Querí­a involucrar a San en las letras, para que pudiese plasmar la idea con total libertad, y la verdad es que ha hecho un trabajo formidable”, comenta Frank-T, acerca de la idea del cedé como obra de arte. Por otro lado, San  cuyo trabajo  ha sido publicado en numerosas publicaciones de prestigio artí­stico, destacando su libro monográfico editado por Belio en 2006, remarcaba su “agradecimiento al sello por obligarle a realizar su trabajo con total libertad”.

Es  de recibo apreciar el esmero, y el trabajo de esta iniciativa. En un paí­s en el que la música ha pasado de desprender el olor  nostálgico del vinilo, a la falta de personalidad del cedé, y poco más tarde, a ser traficada de forma impúdica entre los recovecos de la red, que un sello discográfico se desmarqué, y ofrezca incentivos al que sabe apreciarlos, sin subir el precio, sólo por amor al arte, hace necesario pararse unos segundos a  reflexionar.

Mientras tanto, animo a todo rapero, aficionado a la música, artista o simplemente curioso, a que se acerque a su tienda más cercana y observé con detenimiento un trabajo bien hecho en el que cada detalle cuenta. Comprarlo o no, es opción de cada uno. Siempre existe la alternativa de bajarlo con un par de cliks, pero eso sí­, se disfruta de otra manera cuando puede olerse, sentirse y saborearse.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=6600

Publicado por en agosto 1 2010. Archivado bajo Arte, Música, Música hoy. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


− seis = 3

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...