|

Exposición de Yves Saint Laurent en Madrid: Vida y obra del genio revolucionario.

Marián Aguilar – Reportaje

“La prenda más bella que puede vestir una mujer son los brazos del hombre que ama. Para las que no lo han encontrado, estoy yo.¡ Estas palabras, pronunciadas por él mismo,son las que mejor describen la filosofí­a de trabajo de uno de los grandes maestros de la haute couture. Yves Saint Laurent, nacido en Orán (Argelia) el 1 de agosto de 1936 – Cuando el paí­s norteafricano era colonia francesa – y fallecido en Parí­s el 1 de junio de 2008, fue apodado El Principito Rebelde de la moda debido al estilo innovador y vanguardista que marcó su carrera. Una carrera que transcurrió de manera paralela a la liberación de la mujer. A la que YSL tendió su mano creando grandes emblemas que la igualaban al hombre sin perder su feminidad: El smocking, la sahariana, el traje chaqueta… La fundación Pierre Hergé Yves Saint Laurent brinda la oportunidad de poder ver en la Fundación Mapfre de Madrid, y gratuitamente, estos y otros iconos creados por el modisto francés. Un sentido homenaje que devuelve a la vida al maestro.

¡Algún dí­a veré mi nombre con letras luminosas en los Campos Elí­seos¡. Pensaba un pequeño Yves Saint Laurent, a la edad de 9 años, mientras era acosado por otros niños en la escuela, o mientras dibujaba bocetos observando a su madre, su primera musa.

Saint Laurent siempre tuvo claras dos cosas: Que adoraba a las mujeres y que se dedicarí­a a la moda. Pasiones que le llevaron, con apenas 18 años, a pasearse por todas las redacciones de revistas de Parí­s con cientos de bocetos bajo el brazo. Hasta que un dí­a, Michel de Brunhoff – Por aquel entonces director de Vogue Parí­s – Quedó maravillado con su estilo y lo envió al taller de uno de los grandes, Christian Dior. Tras trabajar durante años con el diseñador, este, le nombró su sucesor al frente de la casa. YSL tení­a tan solo 21 años, lo que hizo de él el jefe más joven de una casa de alta costura de la historia. En 1960 Saint Laurent abrió su propia casa de moda con la ayuda de su compañero sentimental, Pierre Bergé. Aquí­ comienza, el mito y nuestro recorrido por la exposición.

A lo largo de la muestra se pueden ver las distintas etapas que marcaron la carrera del diseñador. Pudiendo observar como poco a poco va forjándose un estilo que inspirarí­a a generaciones posteriores de creadores. Esta exposición no sirve solo para disfrutar viendo la obra del modisto. Si no para empaparse de las distintas fuentes de inspiración que llevaban al francés a crear esos patrones y hacerlos realidad en telas maravillosas. Esas telas se pueden ver con detalle, ya que una planta entera de la exhibición esta dedicada al proceso de selección de materiales y confección de vestidos. Podemos observar de cerca cada una de las telas usadas desde comienzos de los años sesenta hasta el año 2002. Se encuentran enmarcadas por colecciones, cada retal junto al boceto del correspondiente diseño. Así­ es más fácil mostrar el trabajo minucioso de los bordados o los destellos de la pedrerí­a y pailletes.

A pesar de no ser un hombre aficionado a viajar, Yves Saint Laurent, era un lector empedernido. Lo que le permitió llevar su mente a lugares tan cercanos para él como nuestro paí­s o, tan lejanos como la India o China. La multiculturalidad, tan de moda en nuestros dí­as, sorprendió en los años 70. Cuando Saint Laurent subió a la pasarela a mujeres vestidas con Shari, kimono, o faldas masais dejó a los expertos boquiabiertos. Solo una cosa a cerca de las interpretaciones culturales del maestro, serí­a un pecado perderse la exposición. Tan solo por admirar su interpretación de la mantilla o de un maravilloso traje de luces femenino merece la pena ir, aunque la moda no sea tu materia favorita.

El arte fue otra de las fuentes de inspiración del modisto francés. Sentí­a predilección por el arte abstracto y la corriente impresionista. Si hay un artista que inspiro a Saint Laurent ese fue sin duda Mondrián. En la exposición podremos ver de cerca los famosos diseños inspirados en sus cuadros. Vestidos donde priman las formas geométricas y color block, tan en auge estas temporadas, nos hacen ver que el creador era un visionario que creaba escuela. Dentro del apartado artí­stico podemos destacar una joya de la costura que impresiona. La chaqueta inspirada en Los Girasoles del maestro Van Gogh. Esta obra de arte de la costura está elaborada a base de pedrerí­a, a través de la cual se puede observar el exquisito trabajo de los artesanos. Realmente impresiona, ya que parece que el propio maestro holandés elaboró la prenda con sus pinceladas, siendo esta el original, y no los lienzos que cuelgan en las paredes de distintos museos del mundo.

Si hay algo que está presente en toda la muestra es la relación entre Yves Saint Laurent y las mujeres. En la muestra nos reencontramos con las musas del creador a través de visionados de videos y de la exposición de los trajes que Yves Saint Laurent creó inspirándose en cada una de ellas. Así­ pues, podemos ver el maravilloso traje de coctel blanco y negro de Shatung natural con una rosa negra de seda que llevo la Princesa Grace de Mónaco en 1964, o los diseños que creó para la duquesa de Windsor. Pero, sin lugar a dudas, las dos mujeres que ocupan un espacio especial en la exposición son Loulou de la Falaise y Catherine Deneuve. La primera – Recientemente fallecida -

fue una modelo ligada a la casa que odiaba que la trataran de musa – ¡ Una musa tiene un aspecto elegante todo el tiempo (…) Yo trabajaba mucho. Trabajaba desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche, o incluso hasta las dos de la madrugada.¡ – Declaró en Vogue Italia poco antes de morir. Al retirarse de las pasarelas, Saint Laurent, le propuso trabajar para la casa diseñando joyas y complementos. Ella aceptó, y se convirtió en la mujer de la vida del maestro. Solo la muerte ha podido romper la amistad de estas dos almas gemelas.

Catherine Deneuve se cruzó en la vida de Saint Laurent en 1965. La actriz se encontraba filmando Belle de Jour de Luis Buñuel y Yves Saint Laurent diseñó el vestuario de la actriz en el film. A partir de ese momento se hicieron í­ntimos amigos y la actriz se convirtió en icono de estilo gracias a los diseños en código lady que el modisto no dejó de crear para ella.

Pero, en la carrera del diseñador no todo fueron aplausos. En la exposición podemos ver en exclusiva la colección Primavera – Verano de 1971. También llamada Colección 40, porque recordaba a los estilismos que se llevaban en Parí­s durante la ocupación Nazi. Tras presentarla, el creador tuvo que enfrentarse a profundas crí­ticas y dolorosos titulares como: ¡La colección más fea de Parí­s¡, ¡Las mujeres en sus horas peores¡ o ¡El mal gusto en su apogeo¡.

La colección estaba formada por turbantes de terciopelo, zapatos de plataforma y un abrigo de pelo verde. Además, las modelos, iban exageradamente maquilladas, lo que restaba naturalidad al trabajo del diseñador.

A lo largo de su vida Yves Saint Laurent no solo se dedicó a crear moda. El diseñador francés era un apasionado del dibujo. En 1957 creó un personaje llamado La Vilaine Lulu. Diez años después publicarí­a un cómic con esta atí­pica niña como protagonista. El personaje va vestido con tutú rojo y camisa, normalmente blanca o negra, que combina con un sombrero. A través del cómic, Saint Laurent, critica la sociedad y costumbres de su época. A La Vilaine Lulu se la puede ver, por supuesto, en la exposición.

Para finalizar nuestro recorrido por la muestra de la Fundación Mapfre nos centramos en un arte que siempre ha ido de la mano de la moda. La fotografí­a. Podemos ver numerosas polaroids de los diseños y musas del creador y fotografí­as de editoriales que han hecho historia. Como la de Vogue Parí­s en 1986 en la que una espectacular Verushka aparece con un atuendo a lo Memorias de África centrando la atención en la mí­tica sahariana, pieza que podemos ver expuesta. O la fabulosa campaña de publicidad que revolucionó al público y a los hombres. En 1971 YSL lanza su primera fragancia masculina YSL pour Homme. El diseñador es el protagonista de la campaña y es fotografiado desnudo por Jeanloup Sieff. La campaña se publica en revistas especializadas, pero los medios generalistas enseguida se interesan por ella y se ofrecen a publicarla gratis. La intención de Saint Laurent es mostrar a un hombre natural, pero ante todo libre. Libre de las ataduras que le prohí­ben ser sensible y le obligan a ser dominante y duro.

La exposición es altamente recomendable por su gran valor artí­stico, histórico y emocional. Los diseños parecen tener vida propia, parece que el maniquí­ va a comenzar a desfilar por una improvisada pasarela repleta de público que ama la moda y llora con más intensidad al autor según va avanzando en su recorrido por la muestra. Al salir, uno se queda con ganas de más, de volver a entrar. Es como un vestido que deseas probarte una y otra vez ante el espejo. Pero, sobre todo, con un sabor amargo, porque la Alta Costura murió con Yves Saint Laurent.

Dónde: Fundación Mapfre, Paseo de Recoletos 23, Madrid

Hasta Cuando: 8 de enero de 2012

Cómo Llegar: Cercaní­as: Recoletos C-2, C-7, C-8 y C-10

Metro: L2 Banco de España y L4 Colón

EMT: 5, 14, 27, 37, 45, 53, 150

Cuánto: Gratuita

También te puede interesar:

Jesús del Pozo deja huérfana la moda española

Versace para todas

Si tú lo llevas es porque ellas ya lo han llevado

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=17903

Publicado por en noviembre 16 2011. Archivado bajo General, Más cultura, Moda, Reportajes PdE. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

1 comentario por “Exposición de Yves Saint Laurent en Madrid: Vida y obra del genio revolucionario.”

  1. [...] Exposición Yves Saint Laurent: vida y obra del genio revolucionario. [...]

Publicar una respuesta


× 6 = veinte cuatro

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...