|

Entrevista a Ángel Llácer: “Nunca he dicho en televisión algo que no sintiera”

Ana Santos Arribas – Entrevista

Después de convertirse en el bestseller editorial más vendido en todo el mundo, Geronimo Stilton llega el 30 de marzo al madrileño Teatro de La Latina en forma de musical familiar dirigido a todos los públicos.

Bajo la dirección del popular Ángel Llàcer, este espectáculo llega a la capital tras cosechar un gran éxito en Cataluña, donde logró sumar más de 100.000 espectadores. El musical cuenta con un nuevo concepto 3D, en el que “hay personajes virtuales que se proyectan en una pantalla e interactúan con los personajes en escena”, explica Llàcer, pero también es 4D porque, así como en los libros de Geronimo Stilton, “el teatro huele según el momento del espectáculo: a chuches, a azufre…”.

Este famoso roedor ha conseguido vender 46 millones de libros en todo el mundo. Nació en el año 2000 en Italia y su autor permanece en el anonimato, aunque por Internet circula el nombre de Elisabetta Dami, socia de la editorial milanesa. Manu Guix, un veterano en el mundo del musical y socio artístico en multitud de proyectos con Llàcer, es el director musical y uno de los principales responsables de las canciones cuya música será grabada.

No habrá una orquesta en directo, pero sí un selecto elenco formado por ocho actores que cantarán en directo los más de catorce números musicales que componen el espectáculo. Entre ellos, se ha confirmado la presencia de Belinda Washington, que asumirá el papel de la bruja ‘Brujaxa’, uno de los más divertidos de su carrera, según ha reconocido.

Eres licenciado en Arte Dramático ¿Qué te llevó a estudiar esta carrera y no otra?

Empecé haciendo teatro en el colegio, pero lo que me llevó a decantarme por esta profesión fue el hecho de estudiar otra carrera totalmente distinta: Económicas. En ese momento fue cuando me di cuenta de que yo no quería ser director de una empresa o dedicarme a hacer dinero. Por ello decidí centrarme en lo que verdaderamente me gustaba, estar encima de un escenario. Fue una decisión difícil, porque en mi familia no hay artistas ni nadie relacionado con este mundo, pero valía la pena intentarlo.

¿Qué aspiraciones tenías entonces, cuando comenzaste tu carrera como actor?

Siempre he querido dedicarme al teatro, sin duda. Lo que pasa es que cantaba bien, empecé a hacer teatro musical y lo disfruté mucho. He de recordar que yo no soy músico, yo soy actor (risas). He trabajado con mucha gente del ámbito musical, con Manu Guix, con Manolo Gas; también he defendido distintos papeles como actor y finalmente la vida y mi carácter me han llevado a ser director de teatro, que es por lo que me decanto ahora mismo.

Operación Triunfo fue el programa que te catapultó a la fama. En él permaneciste cinco años como profesor de interpretación y dos como director ¿Qué prefieres: director o profesor?

Prefiero ser director, porque de esa manera hago lo que quiero, me encanta mandar, estar en el punto más alto de la pirámide (risas). Sin embargo como actor he de confesar que a veces me aburro.

¿Qué ha sido para ti este programa?

Ha sido un trabajo más, pero sigue siendo el más importante, el que ha tenido más repercusión. Estuve muy a gusto en la academia. Como profesor lo que quería era que la persona que tuviera delante aprendiera algo, que le sirviera de algo compartir ese momento de clase conmigo. Como director lo sentí más como un proyecto personal mío. La primera edición resultó lo que nadie esperaba y los que estábamos allí lo recordamos con nostalgia.

Eras un profesor que utilizaba unos métodos muy particulares para obtener lo mejor de cada alumno ¿De dónde sacaste todos esos recursos? ¿Algún profesor o director de alguna obra en la que hayas trabajado los ha utilizado contigo?

Alguno que otro sí, pero lo primordial es escuchar y ver qué es lo que le falta a la otra persona. Una vez que te das cuenta de lo que carece, tienes que pensar una manera de extraer eso que sabes que lleva dentro y que te puede ofrecer. Todos tenemos dentro muchas más cosas de las que pensamos que podemos ofrecerle a los demás, ya sea a nivel profesional o a nivel personal, por ello lo importante es escuchar y descubrirlo. Es como tener un hijo, que nunca sabes cómo te va a responder ni cómo se va a comportar. Por eso tienes que inventar, tienes que escuchar.

En alguna ocasión has comentado que tienes dos caras. Por un lado una cara real y por otro, la que sale en televisión ¿Qué es lo que más nos podría sorprender de la “cara real” de Ángel Llàcer?

Soy una marmota, cuando llego a casa arrastro los pies, no hablo. Para la gente que ya me conoce no les pilla de sorpresa, pero para gente que ha venido en alguna ocasión a casa es algo que no se esperaban para nada.

¿Te atreverías a mostrar esa “cara real” en televisión?

He salido tantas veces en pantalla que seguramente alguna vez me habrá salido mi cara real. Pero en realidad yo no soy nada gritón, porque a veces me veo gritando tanto que no me soporto ya mí mismo. Tampoco tengo tanta energía, soy muy calmado, muy hogareño.

¿Se podría decir entonces que has creado un personaje para salir en televisión?

Sería esa otra cara de la que hablamos, ¡pero es que ese también soy yo! (risas). No quiere decir que en los programas haga cosas que yo no haría en mi vida cotidiana, sino que potencio algunas de mis características. Es cierto que a la hora de estar delante de las cámaras me puede servir mi faceta de actor, pero nada más. Lo cierto es que en televisión nunca he dicho algo que no sienta.

¿El hecho de explotar tanto este carácter impulsivo y peculiar que te caracteriza en televisión te ha llevado a tener miedo en algún momento de que se te encasille por ello?

Miedo no me da, pero sí es cierto que me encasillan. Pero bueno, ya descubrirán, la vida es muy larga. Los años pasan y no nos comportamos igual que antes, la gente va cambiando con el tiempo y quien quiera conocerme, lo hará. Si yo saliera en televisión como soy día a día o como hablo normalmente, no me pagarían el dinero que me pagan, porque no interesaría a nadie.

Tras la reciente entrega de los TP ¿Qué tal te sentó que Tu cara me suena, programa en el que has trabajado, no se llevase ninguno?

Realmente creo que estaba mal nominado. Estaba nominado a “Mejor Concurso”, cuando en realidad se trata de un programa de entretenimiento. Por eso entiendo que Atrapa un millón se llevase el premio, porque sí se trata de un concurso. Creo que si hubiéramos estado nominados a “Mejor Programa de Entretenimiento” hubiéramos ganado, sin duda (risas).

En alguna ocasión has comentado que no quieres enfocar tu carrera hacia la televisión, a pesar de llevar diez años trabajando en este medio ¿Qué te gustaría estar haciendo dentro de otros diez años?

La televisión me llegó por mi relación con los musicales. Me ofrecieron ser profesor de interpretación en la academia de Operación Triunfo y acepté, de hecho lo disfruté muchísimo. Lo cierto es me gustaría ser actor y director. En este momento de mi vida es cuando estoy empezando a centrarme en lo que realmente me llena a nivel profesional.

Has dirigido obras de diversos géneros teatrales ¿Qué te aporta a ti el teatro que no te den otros medios en los que has trabajado?

En el teatro creas más tu mundo, estás ahí, ensayas… Es como “parir”, como “gestar” algo. Sin embargo la radio y la televisión son algo más inmediato. El teatro no, el teatro es construir, idear, y eso es lo que me gusta a mí, gestar, hasta que llega un día en el que pares y dices: “Este es el trabajo que he estado elaborando durante todo este tiempo”.

Habiendo tocado tantos palos ¿Qué género teatral prefieres?

Todo depende del momento de cada uno. A mí lo que me ha apetecido hasta ahora ha sido hacer reír. Por ejemplo hice El sueño de una noche de verano e hice reír, porque aunque la gente no lo crea, Shakespeare escribió esa obra para conseguir eso, que la gente se riera; y yo lo demostré (risas).

Por otro lado también me gusta que la gente reflexione y emocionar, básicamente conseguir cambiar el estado de ánimo de las personas.

¿Qué fue lo que te llevó a pensar en un musical basado en el personaje de Geronimo Stilton?

Me lo propuso Focus, la productora, me dijeron que querían hacer un musical a partir de este personaje infantil. Yo no lo conocía, pero me documenté y me gustó mucho la idea. Ahora ya me podrías preguntar cualquier cosa sobre este ratón, porque conozco todos sus libros y todas sus historias de arriba abajo.

Geronimo me ha traído muchísimas satisfacciones porque es un personaje muy sincero que va dirigido a un público muy sincero también. La sinceridad es un valor que siempre me ha gustado mucho, sobre todo en un mundo en el que la verdad ya no importa; a mí sí, a mí me sigue importando.

Geronimo aparece en escena tal y como es en los libros ¿Cuál es tu visión de este famoso roedor?

Para mí es el héroe, aunque se presente como un antihéroe. Es un ser con un carisma innato y mucha luz. Es maravilloso trabajar con él. Geronimo es entrañable, es aventurero y un poco miedica, un poco niño. La grandeza del personaje es que cuando le pasa algo no se pone una máscara, porque va hasta el fondo sin esconder sus sentimientos.

¿Cuál crees que es el motivo del auge de los musicales en España, ahora que tú también has apostado por dirigir uno?

Creo que el musical es un lenguaje rápido que llega al público y consigue emocionarle mucho. La música es el vehículo que hace que esto sea posible, además de la escenografía, claro. Las canciones las recordamos con más facilidad siempre, la música es emoción y en este caso nos estamos dirigiendo a un público infantil, lo cual hace que se digiera mucho mejor que una obra de teatro convencional.

El espectáculo, avalado por multitud de buenas críticas y premios, entre los que se encuentran dos nominaciones a los próximos Premios Max 2012, se representará en La Latina los viernes a las 19 horas; y sábados y domingos a las 12, 16 y 19. Además, también estará de martes a domingo en Semana Santa y en el puente de mayo, llegando a su fin el día 6 de mayo.

 

 

 

 

 

 

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=23549

Publicado por en marzo 15 2012. Archivado bajo Entrevistas PDE, General, Más cultura, Teatro. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


siete − 5 =

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...