|

Escapada Fin de Semana: Salamanca

Ana Santos Arribas – Información

Para todos aquellos a los que les apetezca desconectar unos días del trabajo y la rutina, nada mejor que pasar un fin de semana en Salamanca. Poco equipaje y buena compañía harán de tu estancia algo inolvidable.

Salamanca está ligada a la Historia Universal por nombres propios como: Antonio de Nebrija, Cristóbal Colón, Francisco de Vitoria, Fray Luis de León, o Miguel de Unamuno. Incluso Miguel de Cervantes afirmó en su libro El licenciado Vidriera: “Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado”.

En 1988 la ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, un reconocimiento más que merecido si tenemos en cuenta el tesoro arquitectónico que alberga.

Comenzamos nuestro recorrido en la Plaza Mayor, corazón de la ciudad y centro de la vida social de los salmantinos. Se trata de un cuadrilátero irregular, pues ninguna de sus fachadas mide lo mismo, y es de estilo barroco. En esta plaza encontrarás una gran variedad de bares en los que podrás disfrutar de la gastronomía propia de la zona y de las suculentas tapas que tanto apetecen una vez caída la tarde.

Saliendo por uno de los arcos de la Plaza Mayor, pasaremos por la Plaza del Corrillo hasta llegar a la conocida Rúa Mayor, la calle principal del barrio viejo, peatonal y llena de terrazas que nos conducirá a las dos catedrales que alberga la ciudad. Por un lado la Catedral Vieja, del siglo XII, de estilo románico y, por otro lado la Catedral Nueva, mucho más grande, iniciada en el siglo XVI, de estilo gótico y concluida en el siglo XVIII. El lugar donde se juntan ambas es conocido como Patio Chico y es uno de los rincones con más encanto de Salamanca.

Seguimos caminando y llegamos al Huerto de Calixto y Melibea, situado en la ladera de la antigua muralla salmantina, a los pies del río Tormes. Se denomina así por ser el escenario que eligió Fernando de Rojas para recrear la novela La Celestina, publicada en el siglo XVI. Es un jardín muy bien cuidado con muchas variedades de flores y plantas, y con unas vistas hacia el campo charro y el puente romano impresionantes. Merece la pena pasear por este huerto y disfrutar de la vegetación y la historia que desprende este lugar.

Continuamos nuestra ruta en dirección a la prestigiosa Universidad de Salamanca, la más antigua, aún existente, de nuestro país y una de las cuatro más antiguas de Europa, junto con las de Bolonia, Oxford y París (hoy conocida como La Sorbona). Fue la primera institución educativa española y europea que obtuvo el título de Universidad a través de la bula papal de Alejandro IV en el año 1255. Sin embargo, el atractivo turístico de este edificio no se limita únicamente a su indudable valor histórico, sino que la fachada del mismo es, sin lugar a dudas uno de los lugares más visitados por los turistas que llegan a Salamanca. ¿El motivo? Un sinfín de leyendas que han corrido de boca en boca fomentando el interés de los visitantes en torno a un misterio acerca de una extraña rana situada sobre una calavera.

Según cuentan lugareños y guías turísticos, aquel símbolo escondido tenía que ser encontrado por aquellos estudiantes que querían aprobar sus exámenes; ya que de no hallar la rana, no podrían doctorarse. Dicha rana es conocida como “Parrita” en honor al doctor Parra, médico que trató la enfermedad del príncipe Juan, hijo de los Reyes Católicos. Según algunos investigadores, la rana viene a significar que, pese a los esfuerzos de la medicina, el príncipe Juan no iba a volver de entre los muertos.

Otro lugar que hay que visitar sin duda es la famosa Casa de las Conchas, un palacio urbano representativo de la nobleza cortesana del siglo XVI. El edificio fue construido por encargo de don Rodrigo Maldonado de Talavera, caballero de la Orden de Santiago. Precisamente son conchas de Santiago las encargadas de decorar la fachada del edificio, junto con las flores de lis de los Maldonado en el escudo. A lo largo de la historia ha sufrido importantes modificaciones y restauraciones. Actualmente es una biblioteca para disfrute de todos los ciudadanos.

Si aún no conoces Salamanca, no lo dudes, reserva una fecha y ve a descubrir la magia que tienen sus calles, su ambiente y sus gentes.

Bosque de piedras que arrancó la historia

a las entrañas de la tierra madre,

remanso de quietud, yo te bendigo,

¡mi Salamanca!

(…)

Oh, Salamanca, entre tus piedras de oro

aprendieron a amar los estudiantes

mientras los campos que te ciñen daban

jugosos frutos.

Del corazón en las honduras guardo

tu alma robusta; cuando yo me muera

guarda, dorada Salamanca mía,

tú mi recuerdo.

(Miguel de Unamuno)

 

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=24125

Publicado por en marzo 30 2012. Archivado bajo General, Más cultura, Para disfrutar/ Ocio, Viajes. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


9 − dos =

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...