|

Recordando a… Larry Bird

Alejandro Díaz Triguero (@paupelu) – Reportaje

Junto a Magic Johnson protagonizó la mayor y más mediática rivalidad que el baloncesto americano conoció. Ya desde su último año universitario, ambos jugadores habían encarnado los polos opuestos de un mismo deporte y un mismo país en un tiempo donde la NBA andaba huérfana de grandes dinastías que le hicieran recuperar parte del brillo perdido en los 70.

 Una dura infancia

 Nacido en la más profunda América, Larry Bird se crió en los campos de Indiana y en el pequeño pueblo de French Lick, donde sus padres se mudaron al poco de nacer Larry. Hijo de un alcohólico suicida excombatiente de la Guerra de Corea y de una ama de casa, el pequeño de los Bird comenzó a despuntar en el equipo del instituto Springs Valley, donde logró llamar la atención de Bobby Knight, entonces entrenador de la Universidad de Indiana. En el verano de 1974 Larry Bird se unía al equipo de los Hoosiers, donde apenas tardaría un mes en salir corriendo del campus. La inadaptación de un chico de pueblo a un complejo universitario donde había más alumnos que personas en French Lick provocó que ni siquiera el baloncesto pudiera hacer cumplir el sueño de su familia de ver a uno de los suyos graduarse. Tras unas semanas trabajando como basurero, decide unirse a un equipo de la AAU, una liga amateur no profesional donde, junto algunos amigos del pueblo, pasaba los fines de semana. Tal era su superioridad que Bob King, el entrenador de la pequeña universidad de Indiana State, le convenció para que se uniera a los Sycamores en 1975.

En su etapa en esta Universidad, Bird consiguió llevar a Indiana State a las mayores cotas deportivas que habían conocido en Terre Haute. Tras pasar un primer año en blanco por cumplir las normas universitarias por su “transfer” desde Indiana, Bird volvió al baloncesto en el año 76 promediando 32’8 puntos y 13’3 asistencias, logrando un récord de 25 victorias y 3 derrotas, la mejor marca de su historia hasta entonces. Al ser el primer año que los Sycamores jugaban en la Missouri Valley, la Universidad no fue seleccionada para jugar el Torneo Final de la NCAA en Marzo.

La segunda temporada Indiana State ya competía por formar parte del March Madness, y tras un inicio de temporada espectacular (el equipo llegó a ser 4º en el ránking nacional a mediados de Enero), todo hacía indicar que lo harían por primera vez en su historia. Pero a partir del mes de Enero el equipo sufrió un bajón de resultados que le hicieron caer hasta el segundo puesto de su Conferencia, lo que les dejaba fuera del Torneo un año más. Bird se fue hasta los 30 puntos y 11’5 rebotes y fue seleccionado para el mejor quinteto de la NCAA. Su mayor golpe estaba por llegar.

Bob King abandonaría el equipo por enfermedad y se produciría un cambio de entrenador. Llegaba Bill Hodges, su asistente, y convenció a Bird de que siguiera en el equipo a pesar de que en 1978, los Boston Celtics le elegían en la 6ª posición del Draft. Con Bird en su último año, la temporada de Indiana State fue un camino de rosas. El equipo ganó la Missouri Valley con un inmaculado récord de 16-0, que se veía extendido hasta 29-0 contando con los anteriores duelos fuera de Conferencia. Desde Finales de Enero se habían instalado entre las tres primeras universidades a nivel nacional, alcanzando el número 1 a mediados de Febrero, posición en la que llegarían al final de temporada. Bird fue elegido por unanimidad como el mejor jugador de la Temporada, gracias a sus 28,6 pts, 14,9 rebs y 5,5 asistencias. Por primera vez en su historia, Indiana State lucharía por ser el mejor equipo de la nación.

El Torneo final les había deparado el número 1 de la región Midwest y entre sus principales rivales estaban North Carolina, UCLA y la vecina Notre Dame de Bill Laimbeer, Orlando Woolridge y Kelly Tripucka. Como número 1 de la región, los Sycamores esperarían a debutar en la segunda ronda, donde se enfrentaron a Virginia Tech en un duelo que vencieron 86-69 con 22 puntos, 13 rebotes y 7 asistencias de Bird. En el Sweet Sixteen esperaba Oklahoma, donde Larry se fue hasta los 29 puntos y 15 rebotes. Victoria por 93-72 y clasificación para la Final Regional.

En el paso previo a la Final Four de Salt Lake City, Bird y compañía debían hacer frente a los Razorbacks de Arkansas de Sidney Moncrief, otro miembro del mejor quinteto de la temporada. El equipo se fue perdiendo al descanso, pero finalmente los 31 puntos y 10 rebotes de Bird sirvieron para hacerse con una sufrida victoria (73-71) y el pase a la Final Four, donde Indiana State sería el único número 1 regional.

En la semifinal nacional el rival era DePaul, con Mark Aguirre a la cabeza. Bird realizó una exhibición de 35 puntos, 16 rebotes y 9 asistencias y un 16/19 en tiros de campo. Victoria sufrida por 76-74 y presencia en una Final nacional con un 33-0 de récord. El rival serían los Spartans de Michigan State liderados por un base de más de 2 metros de Lansing llamado Earvin y apodado Magic. La final se convirtió en un acontecimiento de interés nacional. Se enfrentaban dos universidades consideradas menores y lideradas por los dos mejores jugadores de la temporada. Todo el mundo quería asistir al duelo entre el mejor jugador del país y el que sería el futuro número 1 del Draft, lo que hizo que este partido se mantenga como el más visto de la historia en Estados Unidos. El títulose lo llevó Michigan State tras un mal partido de Bird, que se quedó en un mal 7 de 21 en tiros, a pesar de los cuales se fue hasta los 19 puntos y 13 rebotes, perdiendo igualmente el duelo personal con Johnson (24 pts, 7 rebs, 5 asist). La única derrota de la temporada llegaba en el partido más importante, su despedida de Indiana State. Tocaba pensar en la NBA. Llegaba a Boston.

Impacto inmediato

Larry Bird consiguió firmar su contrato profesional un día antes de que se realizara la ceremonia del Draft de 1979. De no haber ocurrido así, Boston habría perdido los derechos sobre Bird y habría vuelto a ser elegible en 1979, disputándole posiblemente el número 1 a Magic Johnson y quién sabe si liderando a los Lakers durante los 80. El caso es que Red Auerbach, entonces directivo de Celtics, consiguió hacerse con el jugador y unirlo a una plantilla que el año anterior sólo había logrado 29 victorias, acabando con Dave Cowens ejerciendo de entrenador-jugador. Junto a Bird llegaba al banquillo Bill Fitch, el primer entrenador desde el propio Auerbach en no haber sido jugador de Boston. La temporada fue buena a nivel individual y colectivo, con Bird ganando el premio al mejor Rookie del Año (21’3 puntos y 10’4 rebotes) y los Celtics el mejor récord de la temporada regular con 61 victorias y 21 derrotas. Sin embargo, los Sixers de Julius Erving les vencieron 4-1 y les apearon de su primera final NBA, donde se habrían encontrado con los Lakers de Magic, que acabaron haciéndose con el anillo y con el base como MVP de las Finales.

La redención de los Celtics llegaría la temporada siguiente. Auerbach volvió a moverse con rapidez y en un traspaso con los Warriors se hizo con el pívot Robert Parish y con su elección en primera ronda del Draft de 1980, con el que elegirían a Kevin McHale. La salida de Dave Cowens (su pívot titular desde 1970) poco antes de la pretemporada, movía a Parish al quinteto titular y a McHale como principal opción desde el banquillo. Las bases del éxito estaban sentadas y los Celtics lograron 62 victorias en temporada regular. Los Celtics se vengaron de los Sixers en una agónica serie que vencieron 4-3, pero al otro lado del país no esperarían los Lakers, sino los Rockets de Moses Malone. En sus primeras finales NBA, Bird logró 21 rebotes en cada uno de los dos primeros partidos de la serie, pero sin embargo no anduvo fino en anotación en varios partidos. A pesar de eso, Boston se proclamaba campeón de la NBA por 14ª vez en su historia, el primero de “La era Bird”.

Las temporadas 82 y 83 dejaron a un Bird en crecimiento que se acercaba a los mejores jugadores de la NBA. Mejoraba sus promedios anotadores y en asistencias, pero los Sixers seguían cruzándose en su camino al título. Los Celtics veían como Philadelphia les elimina en las Finales de Conferencia de 1982 en su propia cancha y con todo el Boston Garden gritando por primera vez el “Beat LA”, alentando a los jugadores de los Sixers para que vencieran a su archienemigo en las Finales, hecho que no llegó a producirse. En 1983 serían los Milwaukee Bucks los que les apearían en Playoffs.

Las temporadas siguientes situaron a Bird como el mejor jugador de baloncesto del Mundo. Logró de manera consecutiva tres premios de MVP de la temporada y llevó a los Celtics a cuatro finales de la NBA consecutivas, tres de ellas ante los Lakers de Johnson, logrando los títulos de 84 (ante Lakers) y 86 (ante Rockets). El equipo ya contaba con las piezas necesarias: llegó K.C. Jones al banquillo y Dennis Johnson y Danny Ainge como refuerzos. En 1987 Boston repite cae ante Lakers, en las que serían las últimas finales de Celtics hasta 2008. La plantilla era veterana, con sus principales jugadores por encima de los 30 años. Bird y otros compañeros empezaban a acusar problemas físicos, y en el Este afloraban proyectos más jóvenes y solventes como Pistons y Bulls.

Declive

La temporada 88-89 marca el declive de Larry Bird tras apenas tomar partido en 6 encuentros por problemas físicos. Aunque el equipo logró disputar Playoffs, no pudo contar con Bird, que se perdía de esta forma la primera postemporada de su carrera. El joven Reggie Lewis tomó el papel de Bird y dejaba un lugar a la esperanza para los Celtics del futuro. En la temporada siguiente Bird, Parish y McHale parecían rejuvenecer, a lo que unían el progreso del joven Lewis. El equipo lograba 52 victorias pero caía ante Knicks en 1ª Ronda de Playoffs.

Las dos temporadas siguientes suponen un declive físico cada vez mayor de Bird. El equipo apenas logra llegar a segunda ronda de Playoffs y Larry Bird decide colgar las botas en 1992, impotente ante los problemas físicos que han mermado su rendimiento el último lustro. El 17 de Mayo los Celtics son eliminados por los Cleveland Cavaliers en el último partido NBA de Larry Bird, a los 35 años y anotando 12 puntos. Bird se retiró con 3 premios de MVP, un premio de Rookie del Año, 3 anillos de campeón y con más de 21.000 puntos anotados (24’3 por partido).

Pero ese verano, su amigo Magic Johnson le convenció para que se uniera a él y otros jugadores NBA a la selección olímpica que deslumbraría al Mundo en Barcelona. Junto a algunas de las mayores leyendas NBA, Bird se colgó al cuello una ansiada medalla de oro que ponía punto y final a una gloriosa carrera como jugador. Años después, Bird se haría cargo del banquillo de los Indiana Pacers, donde en tres temporadas logró jugar tres finales de Conferencia y las Finales NBA de 2000, precisamente frente a Lakers. De carácter introvertido y “algo cascarrabias”, como le definían, su rivalidad y amistad con Magic Johnson (al que invitaba habitualmente a comer a casa de su madre) marcaron la NBA de los 80 y establecieron un punto de inflexión en su historia. Nunca un jugador exprimió tanto sus limitaciones físicas como Bird, que trabaja al máximo por mejorar un juego para el que la naturaleza no le había dotado como a los demás. Devolvió la gloria a la franquicia más histórica de la NBA y nunca rehuyó tras su retiro de la tranquilidad de los valles de Indiana y del apodo por el que fue conocido: “The Hick of French Lick” (el paleto de French Lick).

También te puede interesar:

Recordando a… Maradona

Recordando a… Eusebio

Recordando a… Bernard Hinault

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=23789

Publicado por en marzo 21 2012. Archivado bajo Deportes, General, Recordando a..., Zona NBA. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


5 + = once

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...