|

Entrevista a Miguel Ángel Silvestre: “Me encantaría seguir con la comedia”

Lorena Rojo (@Lorensia_rr) – Entrevista.

Parece que ha llegado el día en el que Miguel Ángel Silvestre (Castellón, 1982), puede decir que ha encontrado un género que le aleja del famoso Duque, papel que le dio gran popularidad en la serie Sin tetas no hay paraíso. Quizás a partir de ahora sea también recordado por dar vida a Fredy en la película The Pelayos (Eduard Cortés), un personaje más próximo a la comedia que clava con sobresaliente alto. Esta comodidad se nota en la cercanía con el actor, que nos recibe en una mesa redonda con motivo del estreno de dicha cinta. Silvestre no para de recibir felicitaciones, y eso se refleja en su cara que transmite alegría, orgullo de haber interpretado ese papel y agradecimiento por las buenas críticas.

Una de las razones por las que está sentado ahí se debe al director Eduard Cortés, al que describe como un hombre con mucha ilusión que cuida  y respecta al actor. “Nunca me he encontrado con un director tan generoso, que escucha con paciencia. Él nos motivaba mucho a que lo viviéramos con diversión. Nos daba mucha confianza para tirarnos a la piscina, y para que confiáramos en el juego y en no juzgarnos”, explica. Por eso no duda en afirmar que trabajar en este proyecto ha sido una de las experiencias más gratificantes de su carrera.

Pero hablemos de la película. The pelayos es una comedia que narra la historia real de una familia española que desbancó a varios casinos de todo el mundo en los años noventa. Silvestre interpreta a Fredy, un chico joven, atractivo, macarra y con pocas luces. “Era muy gracioso en el proceso de creación pensar y comentar en qué se gastaría cada personaje el dinero. Daniel Brühl y yo coincidíamos en que Fredy se lo gastaría en esos trajes únicos que ha visto en las películas, como Robert de Niro con un traje rosa chicle”, recuerda. Al tratarse de una historia real, todos los personajes existen de verdad y fueron fundamentales en el proceso de documentación y creación del guión. “Mi personaje es del único que no se sabe nada. Ha desaparecido y siendo Fredy me puedo imaginar que el tío se ha ido a Jamaica, se ha cogido la pasta y se la está gastando allí. Lo único que se sabía es que se enamoró de una crupier y que se acabó casando”, explica.

Una de las singularidades de la cinta es que se trata de una historia de una familia española que vio ante sus ojos cómo se cumplió su sueño. Por eso está cargada de positivismo e ilusión. “La vida de estos personajes tuvo mucho subidón, desbancando todos los casinos del mundo. Eran españoles y eso es único, y lo hace muy atractivo”, relata el actor. Puede que está película se estrene en el momento exacto, para transmitir optimismo en una situación mala para todos los sectores. La cultura y el cine no se escapan, y por eso quisimos saber la opinión de Miguel Ángel en este sentido. “Los recortes tienen un lado bastante negativo, triste y vulnerable para el cine. Pero, por otro lado, quiero ser optimista, y creo que va a dar paso a que la creatividad y las historias nazcan desde un lugar más visceral, desde la rabia y la impotencia. Hay grandes directores que no pueden llevar a cabo todo lo que necesitan contarle al mundo. El tema de que los presupuestos de las películas sea menor, va a dar también menos presión, más libertad en las formas y más creatividad. Quiero pensar que, aunque no va a ser un momento de muchísimo cine, el que se haga, siempre que se pueda arriesgar, va a ser muy rico porque es una situación de mucha vulnerabilidad y eso te conecta con algo muy sincero”, explica.

El actor no olvida la oportunidad que le ha dado esta película de interpretar un rol diferente del que había desempeñado hasta ahora, y por eso agradece que el director haya confiado tanto en él. “A mó me encantaría seguir con la comedia, y ojalá sea dirigida por Eduard. Si hay algo bueno, es terminar el rodaje e irte a casa con la sensación de no querer dejar atrás el personaje, de querer llevártelo. Te vas habiéndotelo pasado bomba y queriendo más”, comparte. Por lo visto, tendremos Silvestre para rato, ya que empieza a grabar Alacrán, enamorado, una película de Santiago Zannou en la que también estará Javier Bardem. El actor tendrá que compaginar este papel, con uno pequeño en Los amantes pasajeros, la nueva película que Almódovar empezará a grabar en verano.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=25341

Publicado por en abril 30 2012. Archivado bajo Cine, Entrevistas PDE, Estrenos, General. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


ocho × = 48

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...