|

Rizando el rizo: Remakes

Melisa López (@Melisa_LoMa) – Reportaje.

Botón Play presionado y aparece un circo romano abarrotado de gente expectante ante una emocionante carrera de cuadrigas. Cae el pañuelo blanco que da la salida, los caballos echan a corren y los ojos se clavan en el protagonista, un joven conductor de cuadrigas, Judah Ben-Hur. Sin embargo, en él no vemos al reconocido Charlton Heston que daría vida a este personaje 52 años después de una primera versión de la película que data de 1907 y que estaba basada en el libro del mismo título. Hasta cinco remakes se han realizado de la exitosa Ben Hur desde entonces.

Reescribir historias que un día tuvieron gran aceptación entre el público continúa siendo un buen recurso para dar impulso a las cifras de recaudación en taquilla. Tanto es así que se tiene constancia de 4051 remakes realizados desde el primero de la historia allá por 1900. Por lo general, se parte de películas europeas de cierto atractivo cuya trama se repite con la mayor precisión posible realizando su adaptación americana. Algunas de ellas se han hecho más populares que las originales y otras no son más que malas imitaciones que han revalorizado a las primeras. Diferencias con respecto a las primeras suele haber muchas: imagen más cuidada, mejores efectos, cuentan con actores de renombre…Todo ello gracias al elevado presupuesto con que cuentan las producciones americanas frente a las europeas.

Superando al original

Muchas de nuestras películas favoritas son “secretos” remakes de cuya idea original no se nos ocurriría dudar precisamente porque han sido tan buenas adaptaciones que han relegado a sus predecesoras al olvido o simplemente el gigante Hollywood ha preferido realizar sus propias copias en lugar de respaldar las creaciones europeas. ¿Sabíais que la divertida comedia Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959) es la versión americana de la alemana Fanfaren der Liebe (Kurt Hoffman, 1951)? ¿O que obras de culto del cine de terror como La cosa (John Carpenter, 1982), La mosca (David Cronenberg, 1985) y El cabo del miedo (Martin Scorsese, 1991) superaron con creces las expectativas de los fans de sus originales y dieron a conocer a actores como Kurt Russell y Robert De Niro? Entre los mejores títulos del cine negro destaca la revisión de Scarface que hizo Brian De Palma en 1983 incluyendo algún guiño que hace referencia a la creada por Howard Hawks en 1932. Y el Infiltrados de Martin Scorsese (2006) consigue mejorar la idea original de Lau Wai-keung y Alan Mak (2002) con un reparto impecable.

Algunos directores han realizado dos versiones de una película rodada por ellos mismos no conformes con el resultado obtenido la primera vez. Es el caso de Alfred Hitchcock quien en 1934 realizó El hombre que sabía demasiado en Reino Unido y en 1956 la repitió en EE.UU pero esta vez contando con un mayor presupuesto y con el galante James Stewart. Lo mismo hizo Michael Haneke con su angustiosa y desconcertante Funny Games (1997) realizada en Austria y rodada de nuevo diez años más tarde para introducirse en el mercado americano de la mano de la guapa Naomi Watts. La réplica copia tan al milímetro los detalles que hasta el propio Haneke dudó de su éxito entre los espectadores de la original.

Las grandes superproducciones han puesto el listón muy alto con respecto al encanto y la imaginación que exigían las primeras obras creadas para ser taquillazos. Por ejemplo, el monumental King Kong de Peter Jackson (2005) poco puede criticar al primero (Merian C.Cooper y Ernest B.Schoedsack, 1933) si tenemos en cuenta el contexto y los medios con los que contaba cada uno.

La cuestionable necesidad de algunos remakes

Por fortuna son muchos los títulos que han conseguido satisfacer las expectativas de los espectadores que vuelven a las salas de cine para ver las nuevas versiones. Sin embargo, algunas de ellas no solo no aportan nada nuevo a la cinematografía sino que desvirtúan la original llegando a presentar una historia diferente y ganándose la crítica del público.

A muchos les sorprenderá saber que algunas de estas malas copias parten de películas españolas que han sentado un precedente en nuestra filmografía. Así en 2001 Alejandro Amenábar veía como Tom Cruise producía y protagonizaba el remake de su incuestionable Abre los ojos (1997) bajo el título de Vanilla Sky sin llegar a pisarle ni de lejos los talones. Lo mismo ha ocurrido con Quarantine (John Erick Dowdle, 2008) la versión americana de la impactante REC (Jaume Balagueró y Paco Plaza, 2007) que a pesar de cumplir visualmente con los desagradables zombis, la protagonista femenina no convence tanto como nuestra intrépida reportera a la española.

 Y si cruzamos el charco no podemos olvidarnos de la pésima adaptación de La guerra de los mundos (Steven Spielberg, 2005) que contando con uno de los mejores directores de la ciencia ficción no supo mostrar lo más atractivo de la historia cambiando el punto de vista desde el que estaba rodada su homónima de 1953 y decepcionando a los amantes de género.

Lo que está por llegar

Aprovechando el filón que está teniendo la francesa Intocable (Olivier Nakache y Eric Toledano, 2011) ya se habla de su adaptación americana dirigida por Paul Feig (La boda de mi mejor amiga, 2011) y protagonizada por el oscarizado Colin Firth. En 2013 llegará una nueva Carrie que pretende seguir fielmente la novela de Stephen King versionada ya en 1976 por Brian de Palma.

Y más a corto plazo darán que hablar las tres propuestas que ofrecen un cambio radical del clásico cuento de Blancanieves y los siete enanitos: una primera ya estrenada con Julia Roberts como la malvada madrastra en Blancanieves. Mirror, mirror; una segunda que presenta a Kristen Stewart como una Blancanieves guerrera y revolucionaria en Blancanieves y la leyenda del cazador y una última más gótica, muda y en blanco y negro que contará con Maribel Verdú como madrastra.

Presionadas por la supuesta crisis de ideas o no, las grandes productoras continúan apostando por la renovación de títulos que ya vieron la luz en su día aún a riesgo de caer en el temido “esta ya la he visto”. Sin embargo, estamos seguros de que los cajones de los grandes estudios están repletos de buenos proyectos que merecen ser pulidos.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=24848

Publicado por en abril 16 2012. Archivado bajo Cine, General, Más Cine. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


dos + 7 =

Comentarios recientes

  • Ana Maria Rojas: Hola Javier A mi me pasa lo mismo, en mi país Colombia-Suramerica, lo único que vemos en TV es la...
  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...