|

Cine francés, de la moda de “The Artist” a la solidez de un modelo que realmente funciona

Fernando Muñoz Gómez (@fer_mgomez) – Reportaje.

El cine francés es quizá el máximo exponente de que lejos de la industria de Hollywood se hacen auténticas películas de calidad. La gran triunfadora en la gala de los Oscars de este año ha sido una Rara Avis francesa que ha cautivado al glamuroso universo hollywoodiense.  Una película muda, en blanco y negro, y europea es algo que casi podemos asegurar que nunca más veremos triunfar en “la meca del cine”. Algo tendría que cambiar y no parece que vaya a ser así, todo seguirá girando en torno a los productos que surgen de la cabeza de los guionistas de la ciudad californiana. Pero sobre “The artist” ya se han escrito miles de análisis, y en Punto de Encuentro lo que estamos analizando es el éxito del cine francés.

Otro de los grandes éxitos de la industria francesa es “Intocable”. Líder de taquilla en Francia más de diez semanas y que ha llegado arrasando a nuestras cartelera, donde se ha mantenido varias semanas siendo la más vista, por delante de los éxitos americanos de dudosa calidad que han desembarcado estas semanas en nuestro país. Todo el mundo habla maravillas de este nuevo pelotazo del cine francés, que demuestra que para triunfar en taquilla no siempre hay que seguir con lo establecido desde EE.UU. Ni efectos artificiales, ni historias increíbles, ni personajes caricaturizados, solo buenos guiones, historias realistas pero entretenidas y ganas de hacer CINE, así, en mayúsculas.

Pero no solo de este tipo de historias nos ha surtido la industria francesa. En lo últimos años todos recordamos al menos cinco películas de nuestros vecinos del norte que nos han cautivado y que se han hecho un hueco en nuestro corazón de cinéfilos. Y decimos cinco, pero el cupo podría abrirse a muchas más obras. No vamos a analizarlas, solo mostrar, de un simple vistazo, la variedad y diversidad del cine francés a la hora de hacer grandes películas, algunas obras maestras, sin que haya excusas de por medio.

“Un profeta” (2009) de Jacques Audiard: El director francés es muy poco prolífico -hace películas cada cuatro o cinco años- sin embargo todas son grandes films. “De latir mi corazón se ha parado” o “Mira los hombres caer”, son algunas de estas grandes películas, sin embargo superadas por este “Un profeta”, un drama carcelario que reinventa el género con una historia simplemente espectacular.

El odio “La haine” (1995) de Mathieu Kassovitz: Brutal película que retrata lo más oscuro de los suburbios, y lo más turbio de la policía y de la sociedad del París de “la buena gente”. Un clásico que en Francia y Bélgica ponen en las clases a los alumnos. Una pena que su director después hiciera algo como “Gothika”.

“Amelie” (2001) de Jean-Pierre Jeunet: Sin duda una de las películas que más ha marcado el imaginario colectivo de una parte de la sociedad. “Un prodigio de inventiva, una absoluta delicia, un regalo para los ojos” Dijo Sergi Sánchez en Fotogramas, ni una coma que añadir. Una película para disfrutar, sonreír y pensar

“Los chicos del coro” (2004) de Christophe Barratier: Otra obra que su simple recuerdo saca una sonrisa a aquellas personas que la disfrutaron. Una película contenida, poco pretenciosa, pero que sin embargo cala hondo en los espectadores como caló en los alumnos del mítico internado la llegada del profesor Clément Mathieu

La trilogía Tres colores: “Azul” (1993), “Rojo”  (1994), “Blanco” (1993) de  Krzysztof Kieslowski: Quizá las menos conocidas pero no por ellos las menos interesantes. La trilogía del director polaco  Kieslowski, coproducida por Francia, es una obra total sobre la perdida, el amor y la amistad a través de las casualidades y unidos por el destino.

Pero Francia no es solo buenas películas. Tenemos mucho que aprender de como hacer las cosas a nivel industria y distribución. España produce muchas películas, pero casi ninguna tiene la salida internacional que tienen en Francia. Esta claro que en la última década el cine español cuenta con grandes producciones en colaboración con productoras extranjeras así como una decena de grandes películas que no tienen nada que envidiar a las de fuera, pero no con esa variedad, con ese éxito internacional, ni con ese reconocimiento por parte de todos los sectores del cine, desde el alternativo al americano, que ven en el modelo francés todo un referente. Solo hay que ver como muchos actores españoles  van a actuar a Francia, como llevan haciendo muchos años, para triunfar, como Carmen Maura, ganadora del Cesar a la mejor actriz de reparto en la ultima gala.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=25827

Publicado por en mayo 10 2012. Archivado bajo Cine, General, Más Cine. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


− 5 = tres

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...