|

Letras Críticas: Balial, ese canalla tierno

Historia de una gárgola. Milo J. Krmpotic.

Seix Barral Editores. 203 páginas. 16 €.

 

 

Jesús Villaverde S. (@jesusvs_txetxu)- 02/05/2012

La novela que nos ocupa es una aventura diferente; una nouvelle con tintes góticos en la que los monstruos con los que todos hemos soñado de pequeños cobran vida. Pero no lo hacen de una manera tan espantosa. Balial es un monstruo, sí, y muy canalla además, pero en su horripilante cuerpo pétreo se esconde un corazón que late y por momentos se vuelve muy entrañable.

Hay que entender esta narración en clave de fábula. No obstante, no se debe obviar la profunda reflexión que se lee entre líneas. Balial es una criatura que encierra lo siniestro junto a lo cándido, lo carnal y lo demoníaco,  lo fantástico y lo realista; en definitiva, el bien y el mal.

Un día la gárgola se despierta fortuitamente después de caer desde la cornisa de una “célebre catedral de París” y tras observarse un rato, en el reflejo de un charco, recuerda que su cometido en la vida es hacer el mal y asustar a los humanos. Tanto es así que, en el momento que se cruza con algún humano que no se asusta ante su terrorífica presencia, el monstruo sufre crisis de identidad más propias de los seres humanos, que se convierten en elementos en clave de humor dentro de la historia.

Desde su caída, la gárgola parece subirnos a lomos de su espalda y hacernos sobrevolar junto a él su historia. Poco a poco vemos como Balial se nos desnuda, tanto en sus hazañas diabólicas, como en las debilidades que siente por ciertas mujeres humanas, perras y otro tipo de seres de la tierra. Le podremos ver dejándose llevar por sus instintos animales para salvar a alguien de un peligro, para poco después echarse en cara que su función es la de aterrar.

El título, Historia de una gárgola, no puede ser más acertado, ya que además de narrar las aventuras del monstruo, no las cuenta otro que el mismo Balial, con su lenguaje de aliento podrido, cargado de detalles sobre sus ventosidades y la putrefacción que tanto adora y que nos arrancará más de una sonrisa. El lenguaje y el estilo narrativo del autor se adecúan perfectamente al carácter del personaje: soez, chulesco, mordaz y escatológico en algunas ocasiones, lo que le hace ganar credibilidad en cada página.

Milo J. Krmpotic ha creado un personaje especial, enternecedor a la vez que cínico y canalla. Balial es un antihéroe de extraña forma, diríase que un burlón con la capacidad de salvar el revolucionario mundo en el que renace o terminar de machacarlo. Un monstruo que cobra más humanidad que los propios hombres que aparecen en la obra y que llena las páginas con reflexiones cargadas de sarcasmo e ironía sobre la raza humana. Una alimaña tan humana que, en su intento de hacer el mal, puede llegar a causar el bien cuando menos se lo espera, sólo por mera equivocación.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=25531

Publicado por en mayo 2 2012. Archivado bajo General, Libros y comics, Más cultura. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


9 − = ocho

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...