|

En mi opinión: Pepa Bueno no mató a Manolete y el Periodismo a dos velocidades

Alberto López Marín (@alopezmarin)

La SER se muestra ofendida por una información que apunta a que la incorporación de la periodista Pepa Bueno costará a la emisora cerca de dos millones de euros: “La publicación de falsedades de esta naturaleza sólo pretende dañar el proceso de negociación que la empresa ha iniciado con los representantes de los trabajadores, además de perjudicar la imagen de la cadena y sus colaboradores”.

En el fondo, es indiferente lo que vaya a cobrar Bueno. Sabemos que no serán ni mil, ni dos mil, ni tres mil euros al mes. Los obreros del Periodismo, más allá de esas cifras, solemos perdernos. Ganará una pasta. Punto. Pero ella no es la culpable. Cómo rechazar una proposición así dado el panorama que se avecina en Televisión Española. Y sin panorama.

Por tanto, que se tranquilice la SER, que los periodistas no entendemos de dinero, principalmente porque solemos manejar poco. Pero que guarde respeto, que tontos tampoco somos. Eso de incorporar una estrella más cuando haces ver a los de abajo que no tienes un duro está muy feo y no sólo en el sentido que nos viene rápido a la cabeza. Está feo también porque afeas las capacidades y el talento de quienes llevan un tiempo ganándose un micrófono desde dentro.

Nadie ha dañado más la imagen de la SER que Juan Luis Cebrián y los responsables más directos de la casa. El primero, por faltar a su palabra y encadenar dos procesos de despidos de cientos de periodistas en pocos meses; los segundos, por intentar, sin éxito, dejar caer una cortina de humo adelantando las apuestas de la próxima temporada para acallar el eco del ERE. El primero y los segundos, por agravar el Periodismo a dos velocidades: el de los vividores y el de los supervivientes.

Entre unos y otros se encuentran profesionales que estos últimos días han demostrado solidaridad. Las voces. Carles Francino, Gemma Nierga, Àngels Barceló. Charly también lo haría. Muchos se acuerdan de él estos días. Cuánto se echa de menos a Carlos Llamas. Algunos de los afortunados que lo conocieron no han dudado tampoco en mojarse. Me refiero a Javier Casal, a Pedro Blanco. Son ellos y tantos otros compañeros en emisoras de toda España que preparan cortes o guiones, que se pasan el día pegados a un teléfono o manejando las regletas de la mesa de mezclas quienes merecen un mínimo de cariño. Tienen nombre y apellidos, familia y sueños.

Isaías Lafuente, conductor de A vivir que son dos días en ausencia de Monserrat Domínguez, lo dejó bien claro:

Amén. #NOalEREenlaSER.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=27694

Publicado por en junio 19 2012. Archivado bajo En mi opinión..., General, Opinión, Periodismo. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


− cinco = 2

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...