|

En mi opinión: Si no hay firmas, todos los periódicos son el mismo

Alberto López Marín (@alopezmarin)

Las agencias son un elemento esencial en el Periodismo porque los medios, incluso en tiempos de bonanza -si es que los ha habido alguna vez en el oficio-, no son capaces de estar en todos los frentes informativos. Antes, esos frentes eran Corea del Norte o Somalia; ahora, la Puerta del Sol o el Palacio de La Moncloa. Algunos de los digitales que leéis, con todo tipo de secciones y suplementos, apenas cuentan con dos o tres trabajadores por turno. Y aquellos que contaban con plantillas extensas ya no son lo que eran. Pisar la calle es casi una frivolidad.

El inconveniente de las agencias es, paradójicamente, su asepsia. Su negocio reside en lograr una amplia cartera de clientes a los que ofrecer un vasto abanico de servicios. Comúnmente, serán de distinta naturaleza ideológica y estilo. Por este motivo, Reuters o France-Presse se cuidan de subjetivar un texto más allá del orden de los datos. Así, cuando te interesa un hecho más allá de las tradicionales uves dobles y quieres enfoque, alma o, sencillamente, diferencia, y recorres periódicos que tan sólo cambian el titular a un mismo teletipo, caes en la cuenta de que la supuesta variedad no es más que el mismo perro con distinto collar.

Afortunadamente, algunos ya han comprendido que el planeta es inabarcable y han fijado temas preferentes para cubrirlos personalmente y con todo lujo de detalles. Aquellas informaciones de relieve que escapan de estas competencias, esta vez sí, tarea de las agencias. Hay que decirlo claro: no hay valor añadido sin firma. Si no hay firmas, todos los periódicos son el mismo. Lo más grave es que la escasez de redactores, por tanto de tiempo, por tanto de calidad, lleva a que el copia y pega del teletipo sea tan puro y duro que hasta una falta de ortografía se expande sin control por los digitales cuando alguno de los filtros en la agencia ha fallado. Por no hablar del aburrimiento del lector ante esas uves dobles sin enfoque, alma ni diferencia.

Vamos más allá: cae el número de empresas periodísticas y las supervivientes cuentan con menos recursos. Damos con una de las causas de que las agencias se vean obligadas a despedir. Para ellas, el trabajador también es el eslabón prescindible cuando las cuentas ahogan. Europa Press lleva años en la cuerda floja y de EFE sólo me llega desaliento e incertidumbre. Descubrimos que el bien que más explota el pelotón de medios hoy día también se queda sin efectivos y, por tanto, tampoco puede llegar tan lejos ni obrar con la diligencia y cuidado que se le exige.

La fatídica cadena concluye en una pérdida de identidad en aquellos que no renuncian a servir el mismo menú que antes de la crisis y que confían su prestigio y credibilidad a imprescindibles proveedores pero que suministran también a la competencia. Como no soy gurú y no tengo la clave para salvar el Periodismo, propongo que se le encienda la bombilla de una vez a los ¿respetables? señores que mantienen sus empresas en números rojos y despiden a cientos de compañeros pero siguen contando con un sensacional despacho. O quizá no sea buena idea pedir al verdugo que resucite al ahorcado.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=29041

Publicado por en julio 10 2012. Archivado bajo En mi opinión..., General, Opinión, Periodismo. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


− cuatro = 3

Comentarios recientes

  • Ana Maria Rojas: Hola Javier A mi me pasa lo mismo, en mi país Colombia-Suramerica, lo único que vemos en TV es la...
  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...