|

Mentirosos e incoherentes

Alberto Cañas (@AlbertoCdP).- Opinión 12/07/2012

Hace pocas semanas, en esta sección se hablaba de la falta de transparencia de los políticos de este país y de su renuencia a decir las cosas como son. Ni España estaba en crisis para Zapatero, ni habíamos sido rescatados, según Rajoy. La “tutela” de la que se habla estos días no es tal. Es una intervención. Con todas las letras.

Estas líneas no tratan sobre eso. Ya quedaba bien reflejado en el mencionado artículo. El tema central aquí es la MENTIRA y la COHERENCIA. Mentira, en la cara de los ciudadanos. Renuncia a lo prometido y a lo que se supone que son valores, si es que se han tenido alguna vez. Y lo peor, una mentira y una renuncia aplaudidas, de pie y calurosamente, desde la bancada de quien la pronuncia y la comete, respectivamente, mientras el principal partido de la oposición calla, estando como ausente. Porque la Política, así con mayúscula, es solucionar los problemas de la sociedad, no generar otros nuevos, o ahondar los que ya existen. Porque la Política es la preocupación por la consecución del bien común, y no la creación de una nueva casta empachada de prebendas y llena de sujetos cuyo único mérito es haber medrado dentro de las más antidemocráticas instituciones: los partidos políticos.

De pequeños nos enseñan que mentir está mal, que hay que decir siempre la Verdad. El anterior Presidente del Gobierno hablaba de la situación de España en la “Champions League de la economía”, con un sistema bancario que gozaba de unos niveles de supervisión envidiados en todo el continente. Ahora, Bankia ha sido rescatada por la ineptitud de sus consejeros, oh sorpresa elegidos por los partidos políticos sin tener en cuenta sus aptitudes para desempeñar tan importantes cargos.

Además, por un lado, Zapatero prometía pleno empleo en 2008, y por otro Rajoy decía “más empleo, menos impuestos”, no hace ni un año. Con el primero el paro aumentó a un ritmo al que nunca antes lo había hecho, dejando el peor legado que un Presidente ha producido. El segundo no se queda atrás: el paro desbocado (solo aliviado recientemente por la temporada vacacional), con la prima de riesgo batiendo todos los récords, ah, y con más impuestos. Ambos negaron que fuesen a subir las pensiones y la prestación por desempleo. Pues bien, ambos han congelado o reformado a la baja unas y otras.

Pero no solo hay que decir la verdad, sino que además es perfectamente exigible a los políticos que además sean coherentes, que no cambien de pensamiento como si de la veleta de una iglesia se tratase. Izquierda Unida, supuesto adalid de la lucha frente a los recortes y a las políticas de corte neoliberal, no duda, al mismo tiempo, en apoyar sin rechistar en Andalucía a un Gobierno del PSOE que sigue firmemente la senda de los eufemísticamente denominados “ajustes”. El otro partido minoritario “grande”, UPyD, por contra, no es incoherente, más que nada por la ausencia total de un programa mínimamente definido.

Esperanza Aguirre entró “en rebeldía” contra la subida del IVA que aprobó el Ejecutivo de Zapatero en 2010. En rebeldía. Un cargo público afirmando sin pudor alguno que se niega a cumplir la ley y que ha decidido recoger firmas (la de Rajoy incluida) para no acatar la nueva norma impositiva.

Dentro de lo malo, toda aquella estrategia formaba parte del juego (?) político en el que uno está en la oposición y por eso mismo debe (?) criticar al Gobierno en todo lo que haga, aunque se lleve el país por delante.

Más grave si cabe es el lamentable espectáculo de incoherencias que está mostrando el actual Ejecutivo. En una entrevista concedida al diario ABC el pasado mes de enero, el ministro Cristóbal Montoro afirmaba que (palabras literales, extraídas del cuerpo de la propia entrevista): “si usted quiere que la economía española duplique su caída, suba el IVA”. Enero de 2012. Hace 6 meses. Ante esta frase y viendo lo decidido esta semana, únicamente caben dos posibilidades: la primera es que Montoro mentía a todo el país y que, por tanto, ahora se sube el IVA porque en realidad es bueno para España. La segunda opción es clara: el Ministro de Hacienda desea duplicar la caída de la economía. Sinceramente, desconozco cuál es la peor, porque las dos son igual de vergonzosas e indignas. ¿Es que no hay valores, por diminutos que sean?

Por cierto, la campaña promovida por la Presidenta de la Comunidad de Madrid tenía por lema lo siguiente:

“Más IVA no. No más impuestos, no más paro, no más mentiras”. Paradojas de la política, así con minúscula.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=29165

Publicado por en julio 12 2012. Archivado bajo General, Opinión, Política. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


siete × 7 =

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...