|

Antonio Pampliega: “Los periodistas no somos inmunes en las guerras, nos hemos convertido en un objetivo”

  • -”Mi jornada laboral es de una media de 14-16 horas diarias, a no ser que se produzca una historia muy potente, que mi jornada es infinita”.
  • -”Habría que dejar de pensar que los periodistas somos inmunes o intocables en las guerras, cuando nos hemos convertido en un objetivo”.
  • -”Las imágenes sobrecogedoras son nuestros fantasmas y nos acompañaran toda la vida”.
  • -”A mi me hieren la sensibilidad los políticos corruptos, no un niño muerto. Eso es la realidad, lo que ocurre a miles de kilómetros de nuestro sofá”.
  • -”Los medios no se quieren comprometer con los periodistas que trabajamos en zonas de guerra porque si nos pasa algo correrían con los gastos y no están por la labor”.
  • -”En España, la información internacional no interesa”.
  • -”Me dedicaré a esto hasta que el cuerpo aguante. Quizá el día que tenga un hijo me replantee todo esto, pero ahora mismo sólo pienso en el siguiente viaje”.

Alberto López Marín (@alopezmarin).- Entrevista

Se encuentra en Alepo cuando recibe el cuestionario. Es corresponsal de guerra freelance y militante del Periodismo que cuenta historias allí donde estas desgarran, donde un pueblo necesita el abrigo de una cobertura que retrate y denuncie su padecer al mundo entero. Antonio Pampliega propinó una sonora sacudida a los grandes medios españoles en el artículo y posterior vídeo Pagar por ir a la guerra, que relata en primera persona. La suya es una batalla ganada contra la resignación. Le cuento que la mejor forma de conocer la actualidad siria son sus crónicas, que en esta ocasión queremos profundizar en el perfil de un joven profesional en lugar de conflicto y darlo a conocer a los lectores de Punto de Encuentro. Conviene seguir leyendo para comprobar el resultado.

¿Qué te rodea en estos momentos? ¿Desde dónde estás respondiendo?

Ahora mismo me encuentro en el Barrio de Saif Al Dawla, en la ciudad de Alepo (Siria). Estoy conviviendo con otro grupo de periodistas en uno de los media center que hay en esta ciudad.

¿Cuánto te cuesta al día estar allí?

Alrededor de 50 dólares por día.

¿Cuáles son tus herramientas de trabajo?

Internet, una libreta y un bolígrafo.

¿Cuál ha sido tu día a día en Alepo estas semanas? ¿Cómo es tu jornada laboral?

En este viaje a Alepo decidí centrarme más en historia humanas antes que en el combate en los diferentes frentes de la ciudad, porque al final todos los días es lo mismo. En cambio, si te centras en las personas encuentras historias fascinantes y diferentes. Mi jornada laboral es una de media de 14-16 horas diarias, a no ser que se produzca una historia muy potente (la masacre), que mi jornada es infinita y apenas puedo dormir.

¿Tienes garantizada tu seguridad o es imposible afirmar esto?

¿Seguridad, en una guerra? Imposible. Habría que dejar de pensar que los periodistas somos inmunes o intocables en las guerras, cuando nos hemos convertido en un objetivo.

¿Cómo son las noches, cuando te tumbas al fin en la cama?

Pues estoy tan cansado que caigo dormir enseguida, pero antes de dormir escucho con nitidez los combates o los disparos, porque donde yo vivo confluyen cuatro de los frentes más activos de la ciudad de Alepo.

¿Hay tiempo para el ocio? ¿Qué hace un corresponsal en Alepo cuando apaga el portátil?

En Alepo, poco ocio… Alguna vez me pongo a ver películas que tengo en el portátil o hablo con la familia, esa es mi forma de desconectar.

¿Cómo se hace uno a las imágenes sobrecogedoras y crueles?

Nunca te haces, están siempre contigo. Cuando cierras los ojos y vas a dormir a la cama. Cuando hablas con tu novia cenando y te acabas poniendo a llorar. Es el peaje que tenemos que pagar por hacer lo que hacemos. Son nuestros fantasmas y nos acompañaran toda la vida.

¿Cuál es tu parecer acerca de ofrecer en medios imágenes con alta carga de impacto y que pueden herir sensibilidades?

A mi me hieren la sensibilidad los políticos corruptos, no un niño muerto. Eso es la realidad, lo que ocurre a miles de kilómetros de nuestro sofá. Debemos meter en los hogares de la gente la realidad de las guerras y no poner siempre imágenes de combates. En estas guerras mueren civiles… y niños y mujeres. Pues que se atraganten mientras comen.

¿Cuál es el papel del periodista que asiste al sufrimiento? ¿Debe consolar, intervenir? ¿Sólo presenciar?

Los periodistas somos humanos, por lo tanto tenemos sentimientos. Primero, trabajamos, y una vez  que tengamos el trabajo hecho, nos convertimos en personas. Es decir, que si tenemos que consolar a un padre que ha perdido a un hijo, pues lo hacemos. Está bien ser un profesional y permanecer un poco distante para que no te embarguen los sentimientos, pero yo soy de otra forma.

¿Trabajas a demanda o trabajas y luego ofreces? ¿Cómo es tu relación con los medios nacionales e internacionales? Aunque se puede intuir, ¿qué receptividad encuentras en unos y otros?

Trabajo y luego ofrezco, siempre ha sido así y seguirá siendo así porque los medios no se quieren comprometer con los periodistas que trabajamos en zonas de guerra, porque si nos pasa algo se les podría reclamar por ‘encargarnos’ temas y correrían con los gastos y no están por la labor. Con los medios españoles (salvo El País) es prácticamente nula. Tengo algunos ‘clientes’ de hace muchos años y los cuido porque me tratan muy bien, el resto… como si no existieran. Con los medios internacionales, el trato es cordial y cercano, me valoran y es muy de agradecer. En España, la información internacional no interesa. En cambio, en el extranjero es bastante demandada.

¿Cuáles son los mejor pagadores (ya a escala global) y, sobre todo, los que más apuestan por este tipo de información?

Los medios anglosajones y los franceses.

Desde tu denuncia sobre el comportamiento de los medios españoles en el famoso vídeo, ¿has percibido un cambio de actitud por parte de estos?

Ni lo sé ni me importa. Yo sigo a lo mio, lo que piensen sobre mi en España y sobre todo los medios, pues como que no me quita el sueño. Si no trabajo con ellos es porque lo hago con los extranjeros. Y lo prefiero.

¿Qué percepción tienen de nuestros medios tus colegas extranjeros?

Ninguna, no nos conocen. No somos nadie.

¿Quieres dedicarte a esto mucho tiempo?

Hasta que el cuerpo aguante. Quizá el día que tenga un hijo me replantee todo esto, pero ahora mismo sólo pienso en el siguiente viaje.

¿Cuál es tu próximo destino y por qué será ese tu próximo destino?

Siria. Porque llevo más de un año cubriendo este conflicto y estoy muy involucrado. Aquí me convertí en un verdadero periodista de guerra y porque se lo debo a los sirios. Además, este 2013 me gustaría visitar, de nuevo, Afganistán.

¿Qué precauciones y conocimientos ha de tener todo periodista que determine viajar a lugar de conflicto para ganarse la vida?

Que puede morir. Que lo tenga claro y que lo asuma; si es así, que vaya. Si no, pues que se dedique a otra cosa. No se puede ser profesional saliendo a la calle con miedo, porque tu miedo no te dejará trabajar bien.

¿Qué harás tras responder a este cuestionario?

Ahora mismo, tratar de ver una película (si no no se va la luz y no me quedo sin batería en el ordenador) y luego dormir para seguir trabajando mañana.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=39299

Publicado por en febrero 10 2013. Archivado bajo Alberto López, Con nombre propio, Entrevistas PDE, General, Periodismo. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


× 8 = sesenta cuatro

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...