|

Pepa Bueno: “Profesionales con una enorme trayectoria en TVE han sido movidos por razones ajenas a su capacidad”



· “Está lejos de mi intención poner a nadie contra las cuerdas. Simplemente aplico lo que se aprende en la facultad, y es que hay que hacer hasta tres veces la misma pregunta si no obtienes una respuesta”.

· “A los políticos les interesa una entrevista en la que se apele a la inteligencia del oyente. Para lo otro está la propaganda”

· “No le debemos llamar rueda de prensa a algo que no es una rueda de prensa”

· “De la crisis saldrá un Periodismo que solo podrán hacer periodistas”.

· “Estamos tratando de trabajar con patrones antiguos una realidad nueva. Las redacciones tienen que ser muy transversales”.

· “Cambiar la ley para que la dirección de RTVE sea elegida por mayoría absoluta es un retroceso”.

· “La radio te rejuvenece, te pone las pilas de nuevo”.

· “Llegué (a la SER) justo cuando habían convocado una huelga; pero nadie me hizo sentir en ese momento que aquello tenía que ver conmigo”.

Elena Lozano Santamaría (@elenalozsan).- 22/02/2013

Su jornada comienza a las tres de la mañana, y desde entonces todo gira en torno a la información. Desde el pasado septiembre, cada mañana se sienta a las seis en punto frente a los micrófonos de la Cadena SER para conducir, junto a Gemma Nierga, Hoy por Hoy, el programa líder de la mañana. Con más de tres millones de oyentes, no se trata de un programa cualquiera, pero ella tampoco es una periodista corriente. Su dilatada experiencia en radio y televisión avala su gran talento, tanto a la hora de realizar entrevistas como de transmitir noticias. Esa es, precisamente, la faceta preferida de Pepa Bueno, una persona que destila pasión por el Periodismo en cada palabra que pronuncia.

Hablemos de Hoy por Hoy. Últimamente son muy famosas las entrevistas en las que pones contra las cuerdas a políticos destacados, como María Dolores de Cospedal o Carlos Floriano. ¿No te da miedo que quieran dejar de venir al programa?

Espero que no. No tengo la intención de poner contra las cuerdas a nadie. Yo invito a los políticos a mi programa, soy la anfitriona, y está lejos de mi intención poner a nadie contra las cuerdas. Simplemente aplico lo que se aprende en la facultad, y es que hay que hacer hasta tres veces la misma pregunta si no obtienes una respuesta. Ojalá no hubiera que poner contra las cuerdas a nadie. Cuando formulas tres veces la pregunta da la impresión de que acorralas al personaje. Ojalá no tuviera que hacerlo. La entrevista es un género precioso en el que mi tarea es preguntar y la del invitado, responder. Él tiene todo el derecho del mundo a responder lo que quiera, pero estamos en una crisis gravísima y me parece que lo mínimo que se merecen los oyentes de la SER es que yo trate de conseguir la información más directa, más clara y más precisa. A eso me aplico en las entrevistas. Ellos saben que somos los intermediarios de un derecho que no es nuestro, que es de los ciudadanos, el derecho a la información. Creo que, incluso, a los políticos les interesa una entrevista en la que se apele a la inteligencia del oyente. Para lo otro está la propaganda.

Lo llamativo es que esas entrevistas sean famosas, cuando todas deberían ser así. ¿Falta este tipo de Periodismo en España?

Yo no juzgo el trabajo de los compañeros, hago las entrevistas como creo que tengo que hacerlas. Agradezco a los invitados que vengan a la radio, un agradecimiento que no se puede traducir en que no pregunte lo que tenga que preguntar. El trabajo de un periodista es, básicamente, preguntar y preguntarse, y procuro que no se me olvide, a pesar del paso del tiempo.

A raíz de los escándalos de corrupción que salpican al Partido Popular, ¿crees que la política de comunicación que está llevando a cabo el Gobierno es la acertada?

Evidentemente no, porque aún estamos con muchos interrogantes encima de la mesa. Algunos analistas de comunicación política que han pasado por el programa nos dicen que no es fácil para un partido en el Gobierno dar con la estrategia adecuada cuando les sacude una noticia que cuestiona cosas muy graves. Yo confío en que, a pesar de todo, las instituciones en España funcionan y en que, a pesar de la crisis institucional, la inercia de una democracia es muy potente y la información es mucho más accesible ahora que nunca. Tenemos una opinión pública informadísima, y eso eleva el nivel de exigencia, o sea, que si el Gobierno no acierta en su estrategia, tarde o temprano tendrá que acertar.

¿Crees que mienten al negarlo todo?

Eso no me atrevo a afirmarlo, no tengo elementos de juicio para desconfiar de la palabra del presidente del Gobierno. Hay una investigación en curso con unos datos muy relevantes desde el punto de vista informativo. Creo que se tiene que investigar.

Sobre las comparecencias sin preguntas…

Ante eso soy muy exigente. No le debemos llamar rueda de prensa a algo que no es una rueda de prensa. Cualquier comparecencia de un político que no permita preguntar a los periodistas no es una rueda de prensa, es una comparecencia en la que informan a la ciudadanía. Pero, desde luego, no es una rueda de prensa. Una rueda de prensa es someterse a las preguntas de los intermediarios en el derecho de información de los ciudadanos. En la comparecencia del presidente del Gobierno ante su partido que se retransmitió hubo muchas voces en las redes sociales, de oyentes que nos decían que no fuéramos… El ejercicio de responsabilidad que tiene que hacer un medio de comunicación ahí es el siguiente: ¿es relevante lo que el presidente del Gobierno le diga a su partido hoy? Era muy relevante, porque era la primera vez que el presidente del Gobierno hablaba de un escándalo que afectaba a su partido y en el que su nombre aparecía mencionado. Como era muy relevante, yo creo que había que darlo, pero subrayando en todo momento cómo se había producido eso. Hay que ponerse siempre en el lugar de los ciudadanos.

¿La prensa tiene que, no sólo rechazar, si no renunciar a cubrir estas comparecencias?

En este caso, yo creo que había que estar allí sin ninguna duda. Comparto el #sinpreguntasnohaycobertura, pero es una decisión empresarial. Creo que, tarde o temprano, acabará imponiéndose.

Hay quien dice que estamos en el mejor momento del Periodismo porque están surgiendo nuevos soportes, hay quien dice que estamos en el peor… ¿Qué opinas?

Tiendo a ser optimista. Ahora estamos en una crisis doble para el Periodismo, porque sufre la crisis económica que sufre el resto de los sectores, a la vez que pasa por una transformación tecnológica que nos obliga a plantearnos cómo se produce y se transmite la información. Esa doble crisis provoca muchísima pérdida de empleo y precarización de los que lo conservan, empobrecimiento de las redacciones… Pero, ¿de aquí saldrá un Periodismo que solo puedan hacer periodistas? Sin ninguna duda. Yo digo siempre que para hacer un minuto de televisión, de radio, una doble página de un periódico de papel, un tuit o un titular que vaya al teléfono móvil, si es Periodismo lo tiene que hacer un periodista. Saber qué ha pasado, comprobar los hechos, que sean veraces, tener toda la información relevante para hacer el titular de un acontecimiento es un trabajo del periodista. El peligro es que las empresas aprovechen la crisis para despreciar ese tipo de trabajo, que tiene que hacer un periodista contratado decentemente, pagado convenientemente y con los medios necesarios.

El Mundo y El País han frenado la caída de sus ventas gracias a las últimas exclusivas. ¿La crisis del Periodismo solo tiene que ver con el dinero o hay algo más?

Cuando se produce un acontecimiento que afecta a la vida del país hay mayor tensión informativa y se consumen más medios de comunicación, porque la opinión pública, afortunadamente, es mucho más solvente de lo que se cree.

Pero ese empobrecimiento de las redacciones está derivando en un producto informativo de menor calidad.

Sin ninguna duda. La crisis económica y tecnológica afecta a la calidad del producto en este momento en el que se está resolviendo cómo será el Periodismo del futuro. Es que ahora estamos en lo peor: estamos tratando de trabajar con patrones antiguos una realidad nueva. Creo que las redacciones tienen que ser muy transversales; tiene que haber gente muy joven -con una mirada limpia, nueva, y que ve cosas que los periodistas veteranos no vemos- y tiene que haber veteranos –que todo eso que ven los jóvenes sepan ponerlo en un contexto y sepan valorarlo. Las redacciones no pueden quedarse solo con jóvenes o solo con mayores.

¿La llegada de Internet ha sido positiva para el Periodismo?

No veo mal la llegada de nuestros soportes, pero el problema no son estos nuevos soportes, sino que se haga un uso de ellos que precarice el empleo. Internet ha abierto un número de posibilidades enorme, ha facilitado el acceso a la información a millones de personas que están más o menos aisladas, permite una instantaneidad que es buena y mala (tiene el peligro de que a veces se frivolice y se banalice la información) Yo soy muy consumidora de Internet, pero todo lo que me aporta lo paso por la criba de mi criterio profesional.

¿La información en Internet debería ser de pago?

Las empresas editoras llevan mucho tiempo debatiéndose en una realidad que las tiene asfixiadas. No hay hábito de pagar, y si no se paga, no hay dinero para hacer buen Periodismo. Es un debate que hay que asumir con responsabilidad y con madurez. El buen Periodismo cuesta dinero, y el dinero tiene que salir de algún sitio.

Tú has trabajado muchos años en Radio Nacional y en Televisión Española, ¿crees que el ente público se ha hecho más partidista tras los cambios en su cúpula directiva?

No juzgo el trabajo de mis compañeros, sé que en Televisión Española y en Radio Nacional hay brillantes profesionales, que están intentando hacer su trabajo lo mejor que saben y pueden, que es mucho. Eso sí, cambiar la ley para que la dirección de RTVE, en lugar de elegirla una mayoría reforzada del Congreso, pudiera ser solo con mayoría absoluta me parece un retroceso, porque antes se blindaba la independencia, al obligarse a ponerse de acuerdo a los demás partidos políticos. Eso me parece un error, al igual que profesionales con una enorme trayectoria en la cadena hayan sido movidos de su sitio por razones completamente ajenas a su capacidad.

¿Están justificadas esas salidas?

No. El que profesionales como Alicia Montano, directora de Informe Semanal, o Maribel Sánchez-Maroto, directora de programas hasta hace muy poco hayan sido relevados de su puesto sin que tenga que ver el cese con su trayectoria profesional me parece un error enorme y lamentable.

El EGM demostró las consecuencias. Por ejemplo, las audiencias de RNE cayeron bastante después de un tiempo en el que había logrado remontar.

Perder audiencia nunca es bueno, porque la televisión y la radio tienen sentido cuanto más mayoritarias sean, especialmente las generalistas.

Después de tanto tiempo en Televisión Española, ¿cómo fue tu llegada a la radio?

Ha sido muy interesante. Tras veintitantos años en la tele, la radio te rejuvenece, te pone las pilas de nuevo, eleva tu propio nivel de exigencia… Ha sido tenso, interesante, me ha exigido mucho de mí misma… y me lo sigo exigiendo. Es como un mundo nuevo para mí, pero hay un equipo fantástico y me he sentido muy bien tratada, apoyadísima.

Cuando llegaste, la cadena no estaba en su mejor momento: se estaba tramitando un Expediente de Regulación de Empleo.

Sí, y yo llegué justo cuando habían convocado una huelga; pero nadie me hizo sentir en ese momento que aquello tenía que ver conmigo.

¿No te dio respeto enfrentarte a un programa tan consolidado como Hoy por Hoy?

Muchísimo. Es un programa líder de la radio española, que habían hecho Carles Francino e Iñaki Gabilondo, que para mí es una referencia absoluta del Periodismo. Me dio mucho respeto y elevó muchísimo mi nivel de autoexigencia, pero eso es lo que hacía atractivo aceptarlo. Era un reto para mí, me ponía al frente de un programa muy importante para la Cadena SER y para la radio española.

Después de una carrera tan larga como llevas, ¿te sigue apasionando el Periodismo?

Me despierto cada día pensando en qué ha pasado. Abro los ojos, pongo la radio, miro la prensa digital… Esta profesión me gusta mucho, y poder ejercerla desde puestos de tanta responsabilidad y tan apetecibles me parece un privilegio. Me pone muchísimo la escaleta en blanco, sentarme y pensar qué ha pasado, decidir cómo armar el mecano de la actualidad. Me parece un trabajo precioso y me sigue emocionando, tensando y reportando muchísima satisfacción. Además, me parecería tremendo que no fuera así. Sé que hay muchísimos compañeros muy capacitados y con trayectorias brillantes que no han tenido la oportunidad que he tenido yo, así que tomárselo de otra manera sería inmoral.

De aquí a unos años, ¿dónde te ves?

No sé qué me deparará el futuro, pero trato de disfrutar mucho de lo que tengo entre las manos. No me planteo qué será lo próximo, bastante tengo con pensar cómo cuento mañana lo mejor posible lo que está pasando, y lo que tenga que venir, vendrá. Aspiro a seguir viviendo cerca de las noticias toda mi vida laboral, es lo que más me gusta del mundo. Me encanta entrevistar, pero lo que más me gusta del mundo son las noticias.

A pesar del mal momento que vive el Periodismo, ¿animarías a los jóvenes a elegir esta profesión?

Creo que la vida es tan corta, y dedicamos tanto tiempo de nuestra vida al trabajo que es un privilegio que te dé de comer aquello que te gusta. Contra la corriente moderna que dice que hay que estudiar aquello que tenga salida laboral, a mí me parece muy importante que te apasione aquello a lo que dedicas y tratar, en todo caso, de que aquello que tienes que hacer lo hagas bien. No me atrevo mucho a hacer esta cita, porque la tengo en la cabeza y no sé de quién es, pero la línea más corta que conduce a la felicidad es un trabajo que te guste. Mucho más que el amor, mucho más que el dinero. Además, es lo más sostenible en el tiempo. Lo demás, puede ir y venir.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=39891

Publicado por en febrero 22 2013. Archivado bajo Entrevistas PDE, General, Periodismo. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


9 − seis =

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...