|

El agotamiento de una revolución, camino hacia las vanguardias

Ana Caaveiro-Crónica

La exposición “Impresionistas y postimpresionistas” llega a la Fundación Mapfre como continuación a la realizada en el pasado año 2010, centrada en el nacimiento del movimiento impresionista. Esta nueva muestra que abre sus puertas hasta el 5 de mayo, enseña lo que ocurrió después de esa gran revolución, cuando se asimilan las aportaciones plásticas del impresionismo y se desarrollan, a través de los diferentes lenguajes pictóricos, los postimpresionistas que abrirán camino hacia las vanguardias del siglo XX.

A través de unas 78 obras maestras del Musée d’Orsay se puede contemplar cómo se rompe con la concepción tradicional de la pintura. La exposición se encuentra dividida en siete partes: La crisis del impresionismo, El neoimpresionismo, Cézanne y su influencia, Toulouse-Lautrec y Montmartre, Van Gogh, Gauguin y Pont-Avent y Nabis.

El espectador comienza su recorrido con las primeras series de Monet, entre las que se encuentra Estanque de nenúfares, armonía verde, una de sus obras maestras. De forma paralela, aparece Renoir con unos desnudos al aire libre que revelan las ambiciones estéticas depositadas por su autor.

El panorama cambia de forma radical con la aparición del puntillismo en el neoimpresionismo, un nuevo tipo de pintura en el que los colores puros se yuxtaponen a través de pequeños puntos, de forma que la mezcla de colores se produce de forma óptica. Seurat, Signac y Henri Cross se presentan como abanderados de esta revolución.

Como nexo de unión entre impresionismo y postimpresionismo aparece Cézanne. Su Bodegón con cebollas o La señora Cézanne insisten en el papel que desempeñan los diferentes aspectos de la composición, de manera que inicia el camino hacia el cubismo: se convierte en el padre de las primeras vanguardias.

Toulouse-Lautrec se encuentra apartado del resto en una sala contigua. Sus pinturas retratan los pintorescos personajes que merodeaban Montmartre, entre las cuales sobresalen los retratos de las grandes divas del Moulin Rouge.

Los autorretratos de Van Gogh o el encuentro de Gauguin con lo salvaje y lo primitivo de Bretaña son otros de los puntos más llamativos de la exposición.

La presentación de la obra El talismán es punto de partida para la presentación de los nabis. Dicha obra será la que plantee abiertamente lo que será la pintura del siglo XX, desarrollada por artistas de personalidad muy diferente (Bonnard, Roussel…). Los trabajos decorativos de Vuillard en los Jardines públicos son los encargados de poner el punto y final a este encuentro con el impresionismo que se da cita en la Fundación Mapfre.

FICHA TÉCNICA

Qué: Impresionistas y postimpresionistas. El nacimiento del arte moderno. Obras maestras del Musée d’Orsay

Dónde: Fundación Mapfre. Paseo de Recoletos, 23

Hasta cuándo: Hasta el 5 de mayo de 2013

Horario: Lunes, de 14 a 20 h. De martes a sábados, de 10 a 20 h. Domingos y festivos, de 11 a 19 h.

Precio: Entrada Gratuita.

URL simplificada: http://www.puntoencuentrocomplutense.es/?p=40220

Publicado por en marzo 2 2013. Archivado bajo Arte, General, Más cultura. Puedes seguir las entradas a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o referencia a esta entrada

Publicar una respuesta


dos + 2 =

Comentarios recientes

  • Carlota LR: Yo estuve en una de esas clases y me parece de los mejores métodos para aprender. Lo que veo en los...
  • alejandro: 80 euros le cuesta a una familia de “clase media” por lo bajo… Muy por lo bajo amigo...
  • jose: estela reynolds fue en enero de los años 2008 y 2012 y sergio arias fue en mayo de los años 2004 y 2012: están...
  • Waqanki: Buen artículo. En cuanto a los posibles diagnósticos que manejas: la esquizofrenia es una psicosis. Algunos...
  • Rosa María Mateos amador: Yo vi la actuación de Pedro Ruiz el día 19 del presenté mes. Y como siempre…. No hay...